jueves, 18 de junio de 2009

¿QUÉ PUEDO HACER PARA INTEGRARME DE MANERA POSITIVA EN MI PROYECTO?

Naturalmente no existen fórmulas mágicas que nos garanticen una buena inserción en el proyecto, la familia, la ciudad y el país en general.

Sin embargo, existe una serie de actitudes que pueden ayudar al voluntario a establecer una buena base en sus relaciones interpersonales e interculturales y así tener una participación activa.

•Mantener siempre los sentidos muy atentos para poder comprender todas las diferencias y similitudes, que muchas veces se muestran en cosas grandes y otras veces en cosas chiquitas.

•Darse tiempo de conocer a la gente de la organización y sus instalaciones, el barrio y su gente, ya que solo a través de conocerles podrá respetarlas, valorarlas y consecuentemente compartir con ellos.

•Demostrar interés en conocer “el sueño” de la organización: preguntarles qué es lo que buscan hacer, para qué, para quién, con quién, desde cuándo, hasta cuándo, dónde, cómo, etc.

•Conversar con todo el mundo, incluso las personas que pasan por la calle. No importa que al comienzo su nivel de español sea limitado, es muy importante no tener vergüenza, con el tiempo mejorarán. Lo importante es que la gente vea el interés y seguro ellos ayudarán al voluntario a mejorar su español.

•Compartir con el equipo de trabajo cuáles son sus intereses, fortalezas y destrezas para que, conjuntamente, puedan ir descubriendo en que área de la organización puede apoyar de la mejor manera.

•Ser flexible frente a los frecuentes cambios que se pueden presentar en las planificaciones.

•Demostrar mucha iniciativa, apertura y disponibilidad para responder a las necesidades que se vayan presentando.

•Demostrar su interés por participar en todas las actividades que sea posible, por más pequeñas que parezca. Recordar que toda actividad aporta al gran sueño.

•Mostrar mucha responsabilidad y compromiso en el trabajo

•Ser paciente, estar conciente de que los resultados no pueden ser inmediatos y que las relaciones se construyen con el tiempo.

•Mantener constante comunicación con el tutor para que este pueda brindar un apoyo oportuno.

•Enfrentar conflictos (conversando siempre directamente con la persona involucrada) lo antes posible para que las cosas no se agraven.

•Participar activamente en el proceso de acompañamiento.

•Compartir sus experiencias con los demás voluntarios que probablemente están viviendo procesos parecidos.

•Tener siempre presente que en el voluntariado es más importante el SER que el HACER.

•Respetar siempre el código de conducta que firmaremos cuando se encuentren en Ecuador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog

Cargando...