miércoles, 20 de octubre de 2010

Mis vivencias como Acompañante


En estos meses he sentido que mi corazón se ha fortalecido y ha crecido en el arte del voluntariado. Al crecer, los grandes problemas se quedan cada vez más chicos. Crecer para mi significa ampliar nuestra visión hacia un nuevo mundo, antes desconocido; en este nuevo mundo tenemos nuevas reglas y nuevos paradigmas. Mientras más crezco dentro de mi ser, menos las cosas deben perturbarme. La vida me parecerá más agradable y el mundo, menos peligroso. Cuando ya estoy crecido, entonces puedo disfrutar de ayudar a los que están creciendo. En esta maravillosa carrera humana, los primeros ayudan a los siguientes a llegar a su meta final. Obviamente, es una carrera larga, pero al crecer en por lo menos un aspecto, ya me hago capaz de ayudar a los demás.


Quito, Oct. 2010
Andrea Galindo, agalind0@sigvol.org
Acompañante Weltwärts

Buscar este blog

Cargando...