miércoles, 12 de enero de 2011

El camino sigue

El tiempo sigue su curso, y las vivencias son cada vez más intensas, los aprendizajes adquiridos son incomparables y las personas van dejando huella en este caminar. Al ser acompañante he tenido momentos espectaculares con cada uno de mis voluntarios, el recibir una bufanda tejida con tanto cariño, un atrapasueños hecho por sus propias manos, o sencillamente un abrazo con cariño, me ha hecho entender que mi trabajo vale la pena. He crecido mucho como persona, y solo me resta decir GRACIAS, primeramente a Dios por haberme vencido al traerme aquí y permitirme compartir este tiempo tan bello con gente que ha hecho florecer mi corazón, y segundo a todas y cada una de las personas que forman parte de esta comunidad tanto voluntarios como equipo de trabajo, gracias a ustedes he llegado a valorar aún más lo que soy y lo que puedo llegar a ser. Paso a paso en este sueño seguiré entregando mi corazón y mi fortaleza para hacer de esta experiencia el más dulce recuerdo cuando tengan que partir. Andrea Galindo, acompañante programa weltwärts con la GIZ - Ecuador

Buscar este blog

Cargando...