viernes, 7 de enero de 2011

Que significa para mí ser una voluntaria


Mi año voluntario en Ecuador empezó con sentimientos mezclados. Alegría de las cosas nuevos que me van a esperar, inseguridad y un poco de miedo como me voy a sentir en el trabajo y en la familia y si voy a entender a la gente y aprender la idioma rápido. Pensaba que lo mejor va a ser si no creaba (falsas) expectativas del país y del lugar donde voy a vivir el próximo año para que después no voy a tener una desilusión que me hace triste. Me preparó para todo. Ahora me siento muy bien en mi trabajo y estoy feliz con la que diferente la vida de la gente aquí puedo ser y vivo que el nivel de la educación de los niños puede ser muy distinto. Como voluntaria en un país desconocido tengo ventajas y desventajas. Al principio me sentía una persona extraña cuando estaba en las calles de la ciudad. Ahora es mejor, pero todavía camino con precaución en el centro de Cuenca. Me aclimató muy rápido en mi ciudad, más rápido que pensaba. Con la franqueza de los niños de las escuelas es muy fácil para mí que me siento bien en mi trabajo. Hasta ahora mi tiempo aquí en Ecuador es muy variado y todo en todo me siento bien como voluntaria. La mayor cantidad de gente se interese en los actividades que desarrollo yo y me ayudan mucho para que me adapto bien y rápido. Laura Lohmann, voluntaria weltwärts con la GIZ - Ecuador en ETAPA, Cuenca

Buscar este blog

Cargando...