lunes, 14 de febrero de 2011

Nos reflejamos a nosotros mismos…

Nos reflejamos a nosotros mismos…. Si!!! Más allá, de las cuentas bancarias, del color de la piel, de las preferencias culturales o del lugar en donde hemos nacido y crecido, más allá de la edad, o del género, de los gustos musicales y del idioma que hablemos, el voluntariado me ha dado un gran regalo, el poder conocerme un poco más por medio de los ojos y las miradas de los demás, de los niños, los abuelitos, las personas viviendo con cáncer, las madres adolescentes, los voluntarios de Quito, del Ecuador, de Alemania, del mundo…


Como diría mi amigo Benedetti , he aprendido….

Que cuesta ser sensible y no herirse,
Que herirse no es desangrarse,
Que para no ser heridos levantamos muros,
Que quien siembra muros no recoge nada,
Que casi todos somos albañiles de muros,
Que sería mejor construir puentes,

He aprendido que ..el simple hecho de caminar acompañada, de descubrir, descubriéndome, y compartiendo… es un regalo, un verdadero regalo que me permite construir puentes…

Stephy, acompañante Programa Weltwärts con la GIZ - Ecuador

Buscar este blog

Cargando...